Los cócteles son bebidas muy refrescantes, en esta ocasión hemos querido añadirlas como parte de una buena cena, sobre todo cuando las cenas son entre amigos o familia y son realizadas con determinadas recetas muy suculentas a las que les viene muy bien un buen digestivo. Su sabor y colorido intenso los hace muy apetecibles en cualquier época del año, en los días calurosos se hacen irresistibles, se pueden consumir a cualquier hora del día, son de fácil elaboración y de sabor refrescante.

2 Recetas de Cócteles

Estos cócteles se pueden tomar también antes de las comidas principales ya que tienen propiedades digestivas. Apropiados para pesonas adultas, su increible sabor llega directo al paladar.

Receta Cóctel De Kiwi

Ingredientes cóctel de Kiwi:
4 Kiwis
2 Cucharadas de Ron
3 Cucharadas de Azúcar
3 Cucharadas de Bourbon
Unas Hojas de Menta
Hielo Picado

Elaboración cóctel de Kiwi:
Pelar los kiwis, cortarlos y espolvorearlos con el azúcar y unas hojas de menta, dejarlos reposar en la nevera como mínimo una hora para que suelten su jugo.
Pasado ese tiempo meterlos en una coctelera con hielo picado, ron, y bourbon, batir bien al menos durante un par de minutos.
Servir muy frío en una copa. El toque de la menta se puede sustituir por otro tipo de planta herbácea según el lugar en el que se realice esta preparación.

Cóctel De Tomate

Ingredientes cóctel de Tomate:
4 Tomates muy maduros
1 Copa de vodka
Hielo picado
Clavo
Tabasco
Limón
Pimienta blanca
Sal

Elaboración cóctel de Tomate:
En una olla poner agua con sal, cuando comience a hervir, añadir los tomates para escaldarlos, serán unos tres minutos aproximadamente, dejar enfriar un poco, retirarles la piel y las semillas, añadir un vaso de agua muy fría y pasarlos por la batidora.
Colar el tomate, echarlo en la coctelera, añadir el hielo picado, cinco gotas de limón, el vodka, una pizca de sal, una pizca de clavo y unas gotas de tabasco, batir unos dos minutos y servir en una copa.

Nota:
El cóctel de kiwi resulta más sabroso al prepararlo con kiwis no muy maduros, al contrario que el de tomate, que es preferible utilizar tomates maduros.
En Ambos casos su preparación añade alcohol, por ello, indicamos nuevamente que sólo se preparen para personas adultas