Hoy os traemos una receta de cocina con ese olor especial a la cocina de la infancia, los coquitos; En mi casa siempre le llamamos besitos de coco y en otras partes del mundo ya he podido leer que se conocen con otro nombre y se realizan con otros ingredientes y texturas.

Los coquitos son ideales tanto para merienda como para tomar en cualquier hora del día, geniales para llevar en la mochila de los niños para ir al colegio, son dulces con sabor a coco, su divertida elaboración puede ser compartida con los pequeños en casa, se realizan en apenas unos minutos y con muy pocos ingredientes.

Ingredientes:
2 Huevos grandes
200 gramos de coco rallado
180 gramos de azúcar
1 pizca de sal

Elaboración:
Aunque en internet posiblemente encontréis otras cantidades en estos ingredientes para hacer coquitos, he querido colocar la cantidad exacta que utilizamos en casa, nos encanta el sabor y la textura que queda con esas cantidades justas.

Batir los huevos en un bol hasta que queden espumosos, ir añadiendo poco a poco el azúcar hasta unir bien en el huevo, agregar una muy pequeña pizca de sal e incorporar el coco rallado a cucharadas mientras se remueve bien con varillas.

Cuando alcance una consistencia más espesa cambiar las varillas por una espátula y seguir removiendo hasta que quede una pasta que se pueda moldear bien con las manos.

Preparar el horno a 180 grados con papel de horno en la bandeja y dejar calentar un poco previamente.

Preparar con la mezcla unas bolitas y colocar en la fuente de horno, subir con la punta de los dedos el centro de las bolitas como si fuese un pico pequeño. Completar de bolitas la totalidad de la bandeja y hacerles la misma figura u otra que te agrade más. (Cuanto menos aplastes las bolitas más jugosos quedan los Coquitos.

Introducir en la bandeja del horno y dejar los coquitos horneando de 12 a 15 minutos a 180º. (según el horno requerirá más o menos tiempo, retirar cuando estén dorados o en el punto en el que te agradan)

Pasado ese tiempo apagar el horno, retirar la bandeja y dejar enfriar antes de colocarlos en bandeja o prepararlos para guardarlos en tu despensa para cuando tienes invitados.

Los coquitos se conservan perfectamente hasta 2 y 3 días, variará según el calor o la humedad.

Nota:
La cantidad de coco utilizado puede variar según el tipo de rallado, si es muy fino necesitará una cantidad mayor, lo mejor es ir viendo su textura a medida que se agrega hasta conseguir que quede una mezcla de tacto rugoso, pero no seco.

Si no se dispone de huevos grandes, utilizar 3 huevos medianos

El azúcar para preparar los coquitos debe ser blanco, si se utiliza azucar moreno buscar uno que tenga una textura muy fina y un tono más suave.

Lo ideal es batir la mezcla en un bol de cerámica, se seca menos la masa.

Si os gusta esta receta, ya sabéis que os agradezco que la llevéis a vuestro muro, que indiquéis si os gusta y la compartáis con los amigos, aparte de poder guardarla entre vuestras recetas de cocina favoritas.