Esta receta la haremos al vapor y solo con agua y laurel, no utilizaremos vino, para conservar todo su sabor; Es una receta muy nutritiva, ya que el mejillón aparte de aportar minerales es fuente de proteínas de alta calidad.

Ingredientes para 4 personas:
2 k. de mejillones gallegos frescos
2 hojas de laurel
Agua

Elaboración:
Lavar bien los mejillones por fuera y quitarle el biso ( los hilitos que sobresalen de las conchas) con ayuda de un cuchillo, raspar también las algas que pueda tener pegadas, si algún mejillón se abre solo antes de cocinarlo y no se cierra al tocarlo, hay que tirarlo , pues ya no es apto para el consumo.
En una olla grande cubrir unos tres centímetros la base con agua, añadir las dos hojas de laurel y encima todos los mejillones.
Poner a fuego medio y tapar.
Cuando se hayan abierto las conchas de los mejillones, dejarlos cocinar tres minutos y retirar del fuego.
Escurrir el agua y desechar una de las dos conchas de cada mejillón e ir montando una fuente con los mejillones y ya están listos para ser servidos.
A este plato se le puede agregar salsa de tomate casera, cien por cien natural, que animará a los pequeños a probarlos, un chorrito de limón o de vinagre, también con una vinagreta hecha de pimiento y cebolla muy picados en aceite y vinagre.
Podemos acompañar los mejillones al vapor con una ensaladilla, puré de patata, ensalada o arroz blanco.