Para esta receta de albóndigas de pollo con salsa necesitarás un poco de paciencia y tiempo en la cocina, es una receta que en casa comemos bastante, es económica, fácil de preparar y gusta a todos, el único inconveniente es que necesitas un poco de tiempo para prepararla.

Las albóndigas de pollo en salsa las preparamos en casa desde bien pequeña, receta casera que a mí particularmente me trae recuerdos de infancia, desde luego hay que reconocer que antes se preparaban platos muy ricos en nuestras casas.

Ingredientes para las albóndigas de pollo:
350 gramos de carne picada (pollo o pavo si preferís)
100 gramos de harina
2 lonchas de Bacon ahumado
Sal
Pimienta blanca
Aceite de oliva
1/2 diente de ajo
2 cucharadas de cebolla pochada
50 ml de leche entera o semidesnatada
Aceite de comer

Elaboración de las albóndigas de pollo:
Como habéis podido observar en los ingredientes, estas albóndigas de receta casera no guardan relación con las albóndigas comunes, son albóndigas de pollo caseras muy ricas, esta cantidad de ingredientes te dará para hacer albóndigas para 4 personas aproximadamente.

En un bol mezclamos la carne picada y el bacon ahumado, sazonar de sal y pimienta, agregar la cebolla pochada, el ajo muy bien picado, la harina y la leche, unir todos los ingredientes removiendo bien y formar bolas pequeñas (más pequeñas que las albóndigas de carne), si no queda bien compacta la masa agregar un poco más de harina.

Calentar el aceite de oliva en una sartén y freír las albóndigas, colocarlas en un plato y reservar.

Ingredientes para la salsa:
250 o 300 gramos de tomate natural triturado casero
4 cucharas soperas de cebolla pochada
1 pimiento rojo cocido bien picado
Perejil
1 diente de ajo
2 almendras ralladas
1 patata cocida
50 gramos de queso rallado
4 cucharadas de aceite de oliva

Elaboración de la salsa casera:
Para preparar la salsa de albóndigas de pollo caseras, debéis disponer de un poco de tiempo, pero el resultado (para mi gusto) es bastante diferente a cuando la hacemos a correr por falta de tiempo, cierto es “las prisas no son buenas compañeras”, sobre todo cuando hablamos de elaborar recetas de cocina.

En una sartén agregar el aceite de oliva y dejarlo calentar, picar bien el diente de ajo y dejarlo en la sartén junto con la cebolla, sofreír un poco, añadir el pimiento muy bien picado, reducir el fuego al mínimo y dejar que se cocine unos minutos.

Añadir las almendras ralladas y la patata cocida pasándola (pasarla previamente por el pasapuré o aplastándola bien con una cuchara en un plato aparte), añadir el perejil muy bien picado, darle unas vueltas a todo, agregar el queso y posteriormente el tomate natural triturado casero, dejar a fuego mínimo durante al menos 10 o 15 minutos removiendo continuamente.

Llegamos a la parte final del plato de albóndigas de pollo con salsa de mi abuela, para ello solo queda unir todo y servir bien caliente.

Una vez que ya tenemos la salsa preparada, añadir las albóndigas de pollo caseras y dejar a fuego mínimo otros 3 a 5 minutos para que se unan bien todos los sabores.

En casa colocamos en un bol en el centro de la mesa las albóndigas, en otro el arroz blanco y también un buen plato de patatas paja. De este modo los comensales pueden tomar las albóndigas con lo que más le apetezca.

Para este plato de albóndigas de pollo con salsa tampoco falta en la mesa un buen pan artesano de pueblo para mojar en la salsa.

Nota:
¿Tenéis alguna receta casera de la niñez que recordéis con cariño? Si es así y queréis, podéis compartirla o comentar un poco de que se trataba, podéis dejar vuestros comentarios en las redes junto a la publicación de esta receta, me encantará leerlos.

Si os gustan las recetas, podéis compartir las recetas de mirecetariofacil.com en vuestras redes sociales, con vuestros amigos, comentar cualquier otra receta o compartirlas en comunidades y grupos compartiendo las publicaciones que os dejo en mi perfil.