Bueno como ya sabéis la pastelería me encanta, así que me he puesto manos a la obra con unos deliciosos donettes caseros. Tomar buena nota de los ingredientes y la preparación, os sorprenderán por la sencillez de su elaboración. Yo les daré mi toque personal, espero que os gusten.

Para preparar unas 50 unidades de donettes caseros bañados en un rico chocolate  necesitáis todos los ingredientes que os detallo a continuación, os quedará un dulce casero estupendo para toda la semana (aunque en mi caso desaparecen de la cocina en el primer día)

Ingredientes para donettes:
250 gramos de harina de repostería (importante)
150 gramos de azúcar blanco
150 ml de leche
120 ml de nata
3 huevos medianos o 2 huevos grandes
4 cucharadas de aceite girasol (el de freír sirve)
3 cucharadas de azúcar de vainilla
1 sobre de levadura en polvo
1 poco de sal
Ralladura de media naranja

Elaboración de donettes:
En un bol colocar la harina, dejar un hueco en el centro (como cuando se hace pan) y agregar el azúcar, el azúcar de vainilla, la levadura, la nata, la leche, la sal, los huevos batidos previamente, la ralladura de naranja y el aceite, darle unas vueltas con una espátula o cuchara para amasar hasta conseguir una buena consistencia en la masa (La cantidad de harina a agregar puede variar por varios factores, añadir una poco más si la masa no queda aún homogénea)

Una vez preparada la masa para los donettes caseros, colocar la masa en moldes individuales especializados para hornear este tipo de bollería, calentar el horno previamente unos cinco minutos a 180 grados y poner posteriormente la bandeja de horno para que se cocinen a unos 180 grados hasta que se vean dorados (el tiempo de horneado dependerá mucho de vuestro horno, lo mejor será ir viendo que toman el color de que ya están cocinados para poder quitarlos)

Tras retirar los donettes del horno, dejar enfriar antes de seguir con su preparación.

Colocar los donettes sobre una rejilla y bañarlos con una buena cobertura de chocolate, yo en mi caso preparo una cobertura rápida con chocolate fundido en el microondas, me resulta mucho más práctico, para este proceso solo tengo que partir unas onzas de chocolate (unos 300 o 320 gramos) en una taza, retirarlo del microondas cuando se vea ya un poco derretido, repetir el proceso con 100 gramos de mantequilla en una taza hasta que se quede líquida, a continuación, unir ambos ingredientes bien para posteriormente rebozar los donettes.

Para el rebozado, pasar cada uno de los donettes por la mezcla de chocolate, vuelta y vuelta sujetándolo por el centro para que se cubra bien y colocar después en una bandeja sobre papel de hornear, dejar en el frigorífico entre 2 y 4 horas hasta que quede la cobertura dura.

Si hacéis la cobertura  de este dulce casero como la hago yo, no necesitáis meter los donettes en el frigorífico, se endurece perfectamente también a temperatura ambiente.

Para que se conserven varios días simplemente tenéis que guardarlos en un bote hermético de cristal, siempre y cuando ya estén bien fríos.

El toque cítrico de la naranja les da un sabor muy rico, añadir poca ralladura, la cantidad aproximada es de una cucharada de postre.