Tarta De Piña Sin Horno

Compartir
RSS6k
Facebook0
Facebook
Instagram480
Pinterest0
Pinterest

La Tarta de Piña sin Horno es un postre con sabor fresco, rápido y fácil de hacer, muy apropiada para que los más pequeños empiecen a investigar en la cocina y disfrutéis todos juntos del resultado.

Ingredientes para 6 personas:
1 lata de un kilo de piña en rodajas
1 sobre de gelatina de piña
½ l de nata liquida
1 bandeja de bizcochitos (sobaos)
Caramelo líquido

Elaboración:
Calentar el almíbar de la piña, cuando hierva, añadir el sobre de gelatina de piña, sin dejar de remover hasta que esté bien mezclado, retirar del fuego y mezclar con la nata liquida fría de la nevera.
En un molde de cristal untar un poco de caramelo líquido, colocar las rodajas de piña sobre el caramelo, cubriendo la base del molde, para que sea más cómodo, la piña se puede cortar en trozos, cubrir la piña con los sobaos y ocupar todo el molde.
Pinchar un poco los sobaos con un tenedor, si los sobaos son gruesos se pueden mojar ligeramente en un bol de leche con azúcar, cuidando que no se empapen, porque si es así se romperán.
Agregar la gelatina que se ha preparado anteriormente, cubrir todo el molde y cuando enfríe totalmente, conservar en la nevera un mínimo de cuatro horas.

Si se quiere desmoldar la tarta, hay que introducir el molde hasta la mitad en agua caliente, para que el caramelo se despegue del molde, en este proceso hay que tener mucho cuidado de no pasarse con el tiempo de inmersión en el agua, ya que la gelatina se puede derretir.
Estará la tarta de piña sin horno, lista para servir.

Compartir
RSS6k
Facebook0
Facebook
Instagram480
Pinterest0
Pinterest